Acciones de participación

¡Participa Ya!

Iniciativas Ciudadanas

¡Participa Ya!

Un proyecto que busca visibilizar los libros en Colombia

Jenny Rodríguez, MBA en Empresas e Instituciones Culturales, y mamá de Sebastián de 14 años, creó hace más de 5 años un proyecto con el que buscaba dar a conocer textos universitarios. Inició con un programa radial llamado Libros al Aire, que cada vez cobra más fuerza. Esto es Conmigo dialogó con ella para ahondar en un proyecto que no tiene comparación en Colombia.

Esto es Conmigo (EEC): ¿Cómo comenzó el proyecto de ‘Libros al Aire’?

Jenny Rodríguez (JR):Hacia el 2003 empecé a querer tener un proyecto propio creando una empresa, y Libros al Aire fue el resultado.

Siempre quise tener mi propio proyecto que fuera sobre libros y lectura. En su momento pensaba en apoyar un tema muy débil, las ventas y la difusión de los libros de las universidades.

Empecé a diseñar un proyecto para difundir libros de las universidades. Este proyecto tenía varios componentes.Teniendo en cuenta que en ese momento más que la difusión de los libros, se necesitaba la distribución.

Desde ahí empecé a crear un proyecto que se llamaba ‘Libro Fusión’, que era para distribuir libros de las universidades. Sin embargo adelanté mucho trabajo en un sitio web –www.librofusion.org-, monté el proyecto de radio pensando en las universidades.El proyecto arrancó con el apoyo de Unibiblos y Unimedios de la Universidad Nacional.

EEC: ¿En qué etapa de su vida le surgió la idea de hacer este proyecto?

JR:El proyecto surgió tiempo después de graduarme de la universidad. Pero ya llevaba un tiempo trabajando en el tema de los libros, específicamente en asuntos editoriales. En ese camino fui correctora de estilo, correctora editorial, fui asistente de investigación en el centro regional para el desarrollo del libro para América Latina y el Caribe e hice mi tesis de grado sobre consumo de libros en Colombia

EEC:¿Con qué tipo de libros empezó el proyecto?

JR:Libros académicos (universitarios) y algunos literarios.

EEC:¿Cómo fue creciendo el proyecto?

JR:Yo no era ni periodista, ni productora, pero nació la idea de crear el programa radial Libros al Aire. Lo mostré en la Universidad Nacional para ver si les interesaba en la emisora, también hablé con el director de la editorial de la Universidad Nacional.

Durante el camino, tuvo más frutos un programa especializado en libros que otros proyectos que tenía, como una librería virtual.Empecé a aprender en el camino a montarlo, siempre con una mirada amplia.

En un momento dijeron:“no hay más presupuesto para invertir en el proyecto”. Pero me planteé no hacerlo gratis ni dejarlo de hacer. Entonces empecé a buscar la financiación de otra manera, haciendo gestión. No fue ni fácil ni difícil encontrar los ‘auspicios’.Mostrar un ejercicio y que alguien lo financie, es una actividad comercial. Pero al estar yo tan apropiada del proyecto he encontrado los auspicios.

EEC:¿Qué apoyo encontró por fuera de la Universidad Nacional para la financiación del proyecto?

JR:La primera financiación que tuve fue con la Secretaría de Cultura, en el marco de Bogotá Capital Mundial del Libro. Luego vino Holcim, el festival del libro infantil, la cámara colombiana del libro y BBVA.

EEC: ¿El programa radial sí era fuerte desde un principio?

JR:El programa en contenidos empezó a enriquecerse, porque evidentemente yo también empecé a coger confianza con el proyecto y con los alcances que podría tener; y empecé a notar la receptividad de los invitados, de los oyentes.

EEC: ¿Trabaja en el programa con alguien más?

En el programa siempre ha habido gente que ha trabajado conmigo, especialmente desde hace dos años.

EEC: ¿Cuánto tiempo lleva el programa al aire?

JR:El pasado mes de agosto, Libros al Aire cumplió 5 años en Bogotá.

EEC: ¿Cómo ha logrado darle visibilidad al programa?

JR:Principalmente el dial de la emisora de la Universidad Nacional es el apoyo para la frecuencia, pero Libros al Aire ha hecho un trabajo muy juicioso de divulgación por fuera de la universidad, con Crisol de Cultura (nuevo proyecto), recogiendo una base de datos desde hace bastantes años; también hemos ido a ferias del libro, ferias de jóvenes empresarios; viajes que personalmente he realizado.

EEC: ¿Qué nuevos proyectos han surgido tras Libros al Aire?

JR:Luego de Libro Fusión,el proyecto se llamó Crisol de Cultura, y en el marco de Crisol es que busco la financiación, porque es lafigura y la empresa que está detrás del proyecto.

Crisol de Cultura ha contratado desde periodistas hasta locutores, personas interesadas en diferentes ámbitos de la investigación, para diferentes tipos de proyectos.

EEC: ¿Qué obstáculos ha encontrado?

JR:Como no hay muchos programas parecidos, no hay una competencia indicada. Hay programas de literatura, pero ahí se quedan; y Libros al Aire no se queda ahí sino va al librero, editor, bibliotecólogo, el libro como tal. En este punto cuando se va a pedir una financiación, no hay otro programa con el cual se tenga punto de comparación.

Otro obstáculo es que el sector cultural, es uno de los más relegados.

EEC: ¿A qué lugares ha viajado para dara conocer el proyecto?

JR:A la Feria del libro de Guadalajara; luego me gané una beca en la Fundación Carolina e hice un MBA en empresas e instituciones culturales en Madrid. Allí continué con el programa y hacía emisiones desde diferentes lugares de España, y los contenidos del programa se empezaron a internacionalizar. En Madrid el programa ya lleva 3 años.

EEC:En uno de los Flyers del proyecto,hay un mensaje que dice: letras convergentes, España – América Latina, océano de por medio, océano como medio cultural. ¿Por qué la relación entre los dos continentes?

JR:Mi viaje a España abrió un espacio para hablar de los espacios convergentes entre América Latina y España. Ambos continentes estamos abiertos a hablar de aspectos buenos y malos que nos unen y a veces nos afectan.

EEC:Desde 2009 ¿el programa emitido desde Madrid ha tenido continuidad?

JR:Los contenidos siguen vigentes, pero no he buscado financiación en Madrid, siendo este un obstáculo, la distancia no permite gestionar auspicios en Madrid, pero hay que intentarlo más adelante.

EEC: ¿En qué otras ciudades de Colombia ha buscado proyectos?

JR:Me he interesadomás que todo en las problemáticas del sector editorial que presenta Colombia, pero no estoy buscando alianzas específicamente con una región. Pero en el programa sí estamos constantemente abordando temas que le interesen a las regiones. Por ejemplo la circulación de libros, ¿cómo son las actividades de fomento de lectura en el país?, ¿cómo están las bibliotecas? En este sentido los programas ya dejaron de ser locales.

EEC: ¿Como hace para nivelar las cargas entre su trabajo y el proyecto de Libros al Aire?

JR:La única manera es que me guste todo lo que haga y le termino sacando el tiempo a todo. En este momento estoy trabajando en el Ministerio de Cultura, en el programa de desarrollo del libro, también soy consultora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe; y con Crisol de Cultura hay más proyectos.

La idea de Crisol de Cultura no es solo que sea Libros al Aire.

EEC:¿Qué metas tiene a futuro?

JR:Con Libros al Aire quisiera tener una emisión en México y a nivel profesional quisiera que los proyectos de Crisol de Cultura sean mássólidos.

EEC:¿Le apuesta a Colombia, se queda en Colombia?

JR:Sí, me iría a otro país para fortalecer el proyecto en Colombia.

Los comentarios están cerrados.